Consejos para completar un look business casual para hombre

Son muchos los trabajos que tienen un dress code muy marcado que no deja dudas a la hora de escoger la vestimenta, en los que el traje desempeña el papel protagonista. Pero, ¿cómo vestir en la oficina cuando no necesitas llevar traje? 

No todos los trabajos exigen vestir de traje ni con uniforme, lo que provoca dudas a la hora de seleccionar el look que vamos a llevar en nuestra jornada laboral. Aquí el look business casual ha obtenido mucha fuerza, situándose como uno de los estilos más acertados para ir a trabajar, con un outfit más desenfadado e informal que no renuncia a la elegancia ni a la sofisticación. 

¿Qué es el business casual?

Si lo traducimos literalmente, business casual significa “negocios informal”, lo que sirve para hacernos una idea de en qué consiste este estilo.  

Dicho esto, un look business casual sería un estilismo profesional y formal pero con un toque más desenfadado. En definitiva, un estilismo que se adapta a los nuevos tiempos y deja a un lado los códigos de vestimenta más milimétricos y exigentes de hace unos años.  

El casual business se caracteriza por ser un estilo funcional, versátil y con una gran proyección, que mantiene el profesionalismo pero con un aire más relajado. 

Aun así, es importante no confundir el business casual con el estilo casual, ya que mientras el estilo casual puede ser válido para el fin de semana, quizá no sea el más recomendable para ciertos trabajos.  

Un ejemplo es que no es necesario ir al trabajo con camisa y corbata, pero eso no significa que puedas ir con una sudadera con capucha y unos pantalones rotos.  

Claves para lucir un look business casual para hombre, y acertar 

Una vez hemos explicado en qué consiste este estilo, desde Solera Moda vamos a darte las claves para lucir un look business casual para hombre y lo más importante, acertar.  

La camisa, un indispensable  

En el casual business la camisa sigue siendo una prenda indispensableaunque este estilo ofrece una mayor libertad a la hora de cómo lucirla y permite escoger diseños más desenfadados o mejor dicho, menos formales.  

Un ejemplo es la camisa denim o vaquera, que probablemente no tenga cabida en los estilismos más formales y profesionales, pero sí en el casual business. Eso sí, es importante optar por una camisa vaquera con un diseño sencillo y no demasiado extravagante.

En este estilo la camisa a cuadros también toma un mayor protagonismo, caracterizándose por tener un diseño más informal que la clásica camisa lisa.  

Además, aunque habrá que saber cuándo, el estilo casual business permite llevar la camisa por fuera del pantalón en ciertas ocasiones, algo impensable en los estilos más formales. 

El polo, una alternativa a la camisa  

Aunque hay que evitar llevarlo a diario, el polo es una de las mejores alternativas a la camisadestacando como una prenda más informal que la camisa, pero que no llega a ser tan desenfadada como la camiseta.

  

De manga larga en invierno y corta para el verano, eso sí, es importante apostar por polos con diseños sencillos y en colores neutros 

Jerséis y cárdigans de punto, apuestas seguras  

Para llevar sobre la camisa, los jerséis y cárdigans de punto son apuestas seguras, y en Solera Moda creemos que es la mejor opción de todas las disponibles. Especialmente en tonos neutros como el azul marino, el gris, el beige o el negro.  

Una prenda que destaca por su versatilidad y comodidad, manteniendo la sofisticación, y aportando un plus de calidez para los días más fríos.

La clave está en saber combinarlos y en la variedad, siendo recomendable intercambiar los jerséis de cuello redondo, en pico y de cuello de alto, para así evitar parecer ir siempre vestidos igual.  

Otra opción más atrevida y vanguardista es llevar un jersey de cuello redondo sin camisa debajo, con una americana o blazer por encima. A nosotros es una combinación que nos encanta y que permite escapar de la monotonía.  

Pantalones chinos, tus mejores aliados  

En el estilo casual business los pantalones chinos serán tus mejores aliados, y es que estos pantalones son el mejor ejemplo de este estilo, combinando comodidad y un aire más desenfadado, sin renunciar a la formalidad.  

La clave de estos pantalones está en que combinan absolutamente con todo, teniendo cabida en cualquier tipo de look, tanto de oficina como de fin de semana. ¿Un consejo? Dale un par de vueltas al bajo del pantalón chino para darle un aire más relajado 

Asimismo, aunque no hay que abusar de él, los pantalones tejanos oscuros y sin lavados también encajan perfectamente en el business casual. Aquí nuestro consejo es optar por un vaquero de corte slim fit, que no sea demasiado ancho ni demasiado estrecho. En resumen, el vaquero de toda la vida.  

En el calzado, opciones para todos los gustos  

en cuanto al calzado, hay opciones para todos los gustos, que encajarán mejor o peor en función del look que hayas confeccionado.  

De entre todas las disponibles, los náuticos de tipo mocasín destacan por encima del resto, siendo una opción que combina la elegancia del mocasín con el estilo más desenfadado del náutico.  

Además, los mocasines tradicionales también son muy válidos, aportando una mayor formalidad a tu look a través de los zapatos.

lo mismo ocurre con los náuticoclásicos, un zapato sofisticado pero más sport, que combinará a la perfección en tus estilismos formales pero más relajados.  

Para terminar, queremos destacar el papel de las zapatillas deportivas, una opción acertada si el dress code de tu trabajo te lo permite. Eso sí, deberás buscar zapatillas más elegantes y sofisticadas que encajen con el resto del look, estando totalmente prohibida las zapatillas 100% deportivas que utilizas para ir al gimnasio o salir a correr.  

Hasta aquí nuestros consejos para lucir un look business casual perfecto para ir a trabajar cuando no necesitas llevar traje. Un estilo formal pero con un aire más desenfadado, que se adapta a los nuevos tiempos y te permitirá ir sencillamente perfecto.